Sin duda alguna, uno de los pilares en el tratamiento del cáncer de mama, es la integración completa de la paciente a su vida cotidiana.  Esto implica que la paciente sienta una seguridad en sí misma, no solo por vencer esta terrible enfermedad, sino el hecho de la autoestima y de la relación de pareja que tenga en ese momento. La reconstrucción de la glándula mamaria, en el cáncer de mama, ha sido fundamental en el aporte psicológico de la mujer, para aumentar tanto una autoestima como una seguridad en sí misma, y está demostrado que este proceso, ayuda a una más rápida curación y reintegración a la sociedad. La pérdida de la mama causa en la mujer problemas de tipo psicológico, psico-social, con alteración de la imagen corporal, pérdida de la autoestima, disfunciones sexuales; esto unido al miedo de la enfermedad y a la necesidad de enfrentarse a tratamiento prolongados, con frecuencia desembocan en una depresión, además que la ausencia mamaria será siempre un recuerdo continuo de que se padeció cáncer La reconstrucción puede ser inmediata o en el momento que se realiza la mastectomía (amputación de toda la mama), o se puede ser diferida, es decir, luego de terminar los tratamientos para el cáncer, ya sea, cirugía, quimioterapia, radioterapia, etc. Se podría decir que la reconstrucción esta indicada para todas la pacientes que así lo desea, y va a depender del tipo de tumor y del tamaño de la mama si se realiza de manera inmediata o diferida. Es importante acotar que la reconstrucción NO afecta de forma negativa la evolución de la enfermedad, ni enmascara o retarda el diagnóstico de posibles recidivas locales. Hay dos aspectos que son importantes diferenciar, uno es la aplicación de un implante y su correspondiente proceso quirúrgico, y lo otro es lo que llamamos oncoplastica, lo cual es la reconstrucción de la glándula mamaria, y de los dos temas hablaremos.

Cirugía Reconstructiva

Existen diferente formas de reconstruir la mama. Basándose en sus circunstancias personales, nosotros le ayudaremos a decidir el mejor método para usted, como: estilo de vida, salud, configuración corporal, tamaño del pecho, elección personal, calidad y cantidad de la piel.

La reconstrucción mamaria puede realizarse utilizando su propio tejido corporal, con la ayuda de implantes mamarios o mediante una combinación de su propio tejido con un implante mamario.

Implantes mamarios

Desde hace muchos años se encuentran disponibles las prótesis mamarias como sustituciones del volumen de la glándula extirpada.

Las prótesis que actualmente se encuentran es uso son:

  • Prótesis mamarios de gel y aplicación de un expansor
  • Prótesis de solución salina
  • Prótesis de hidro-gel
  • Aplicación de un expansor temporal

Se coloca un expansor tisular mamario en la zona de la mastectomía o de la cicatriz, y el médico llega gradualmente el expansor con suero fisiológico, un líquido parecido al agua salada. Durante este proceso, la piel se estira y crece gradualmente para dar cabida al implante. El cuerpo se adaptará lentamente al crecimiento del implante igual que el cuerpo de una mujer se adapta al crecimiento gradual de su estómago durante un embarazo. En una segunda etapa se extrae el expansor y se reemplaza con una prótesis permanente.

Ventajas

Se trata de una técnica simple, de escasa morbilidad operatoria en la paciente (corta duración, sin pérdida de sangre importante), en la que no se crean cicatrices adicionales debido a que la colocación y substitución del expansor y de la prótesis, se realiza por la misma cicatriz de la antigua mastectomía y la mama reconstruida tendrá unas características cutáneas muy similares a las de la mama contralateral, dado que la piel es de la misma zona torácica anterior así como la paciente presentará sensibilidad en la mama formada. La estancia en clínica es corta (generalmente menos de 24h.).

Reconstrucción Mamaria en su propio tejido
Colgajo Toraco-Dorsal

Se recurre a esta técnica cuando, el músculo pectoral o el que esta debajo de los pechos es fuerte, pero la piel es insuficiente y/o poco elástica, por lo que no se puede usar una prótesis de volumen adecuado.

El colgajo torazo-dorsal permite efectuar una reconstrucción en un tiempo. Esta técnica es una alternativa para aquellos casos donde la piel faltante es la de los cuadrantes externos. A pesar que la cicatriz es bastante larga, por su distribución, tiene la ventaja que se puede esconder con el sostén.

Colgajo del Dorsal Ancho

El colgajo del dorsal ancho es un tipo de reconstrucción con parte de la piel y músculo de la espalda, que se traslada hacia la zona de la mastectomía para cubrir el defecto. En algunas ocasiones, sobre todo en pacientes muy delgadas es necesario utilizar implantes.

Colgajo TRAM

Puede llevarse a cabo de dos formas. El primer método de reconstrucción mamaria con colgajo TRAM consiste en mantener el colgajo de piel unido a sus vasos sanguíneos originales (injerto pediculado). El segundo método consiste en trasplantar piel a la zona del seno y, mediante microcirugía, volver a unir los vasos sanguíneos a los ya existentes en el área del pecho (injerto libre)

La reconstrucción mamaria con injerto pediculado es muy popular y, en general, más rápida de realizar que la microcirugía de reconstrucción mamaria. En esta técnica, un lado del músculo se pliega sobre sí mismo y se pasa, debajo de la piel, a través de un “canal” que se conecta con el lugar del seno. Esto permite que la mayoría de los vasos sanguíneos permanezcan intactos e irriguen sangre a la mama que acaba de crearse.

Oncoplastica
La oncoplastica mamaria (OPM) o reconstrucción mamaria posterior a una tumorectomia o cuadrantectomia es el asocicar técnicas de mamoplastía reductiva a la resección oncológica y, eventualmente simetrizando la mama contralateral, esto es posterior a la resección del cáncer, usar técnicas quirúrgicas para mejorar el estado estético del seno y corregir defectos de la cirugía oncológica realizada. Esto ha permitido aumentar la extensión de las resecciones en casos seleccionados disminuyendo las cirugías radicales o previniendo deformidades secundarias. La conservación de la glándula se considera uno de los objetivos importantes en el tratamiento del cáncer de mama. El concepto de tratamiento conservador implica remoción completa del tumor con un margen concéntrico de tejido sano y realizado de una forma cosméticamente aceptable. Sin embargo, frecuentemente la relación entre el tamaño y la localización tumoral (que determina la cantidad de tejido a resecar en la obtención de un límite libre de lesión) y el volumen mamario residual impide la cirugía conservadora con un buen resultado estético, u obliga a realizar una mastectomía.

Son temas tan interesantes y muy importantes para usted.

Tenemos la capacidad y las técnicas quirúrgicas, para poder mejorar el aspecto estético y restaurar la confianza y dar por terminado a este proceso llamado CÁNCER de mama.