Para detectar (encontrar) y diagnosticar el cáncer de ovario, se utilizan pruebas que examinan los ovarios, el área de la pelvis, la sangre y el tejido del ovario.

Se pueden utilizar las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Examen pélvico: examen de la vagina, el cuello uterino, el útero, las trompas de Falopio, los ovarios y el recto. El médico o enfermero introducen uno o dos dedos cubiertos por guantes lubricados en la vagina mientras con la otra mano ejerce una ligera presión sobre el abdomen para palpar el tamaño, la forma y la posición del útero y los ovarios. También se introduce un espéculo en la vagina para que el médico o enfermero puedan examinar visualmente la vagina y cuello uterino, y detectar cualquier señal de enfermedad. Habitualmente se lleva a cabo una prueba de Pap o frotis de Papanicolaou. El médico o enfermera también introducen un dedo enguantado y lubricado en el recto para palpar masas o áreas anormales.
  • Ecografía: procedimiento en el cual se hacen rebotar ondas sonoras de alta energía (ultrasónicas) en tejidos u órganos internos creando ecos. Los ecos forman una imagen de los tejidos corporales que se llama ecograma. La imagen se puede imprimir para analizarla más adelante. Se puede realizar una ecografía abdominal o una ecografía transvaginal.
  • Ensayo de CA-125: prueba utilizada para medir la concentración de CA 125 en la sangre. CA 125 es una sustancia liberada por células en el torrente sanguíneo. Una concentración elevada de CA 125 puede ser algunas veces un signo de cáncer u otra afección.
  • Enema de bario: serie de radiografías de la parte baja del tubo gastrointestinal. Se coloca un líquido que contiene bario (compuesto metálico de color blanco grisáceo) en el recto. El bario cubre la parte inferior del tubo gastrointestinal y se toman radiografías.
  • Pielograma intravenoso (PIV): serie de radiografías de los riñones, los uréteres y la vejiga para determinar si el cáncer se diseminó hasta estos órganos. Se inyecta un tinte de contraste en una vena. A medida que el tinte pasa por los riñones, los uréteres y la vejiga, se toman radiografías para determinar si hay algún bloqueo.
  • Exploración por TC (exploración por TAC): procedimiento mediante el cual se toma una serie de imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo, desde ángulos diferentes. Las imágenes son creadas por una computadora conectada a una máquina de rayos X. Se puede inyectar o dar para beber un tinte para ayudar a que los órganos o tejidos aparezcan más claramente. Este procedimiento también se llama tomografía computada, tomografía computadorizada o tomografía axial computarizada.
  • Biopsia: extracción de células o tejidos para que un patólogo las estudie bajo un microscopio para determinar si hay signos de cáncer. El tejido se extrae mediante un procedimiento que se llama laparotomía (incisión quirúrgica realizada en la pared del abdomen).

Ciertos factores afectan las opciones de tratamiento y el pronóstico (probabilidad de recuperación).

El pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento dependen de los siguientes aspectos:

El estadio del cáncer.

El tipo y el tamaño del tumor.

Si se puede extirpar completamente el tumor mediante cirugía.

La edad y la salud general del paciente.

Si el cáncer recién se diagnosticó o recidivó (volvió).

“Lamentablemente el diagnostico del cáncer de ovario, es tardío, y los tratamientos quedan limitados. No dude en realizarse, un Checkup Ginecológico, para una correcta valoración, y estas atenciones a su salud, son las que salvan vidas.”