Se utilizan tres tipos de tratamiento estándar:

Cirugía

La cirugía (extirpación del cáncer durante una operación) es el tratamiento más común para el cáncer de endometrio. Pueden utilizarse los siguientes procedimientos quirúrgicos:

  • Histerectomía total: cirugía para extirpar el útero, incluso el cuello del útero. Cuando el útero y el cuello del útero se extraen a través de la vagina, la operación se llama histerectomía vaginal. Si el útero y el cuello del útero se extirpan mediante una incisión (corte) grande en el abdomen, la operación se llama histerectomía abdominal total. Cuando el útero y el cuello del útero se extirpan a través de una pequeña incisión (corte) en el abdomen utilizando un laparoscopio, la operación se llama histerectomía laparoscópica total.
  • Salpingooforectomía bilateral: cirugía para extirpar ambos ovarios y ambas trompas de Falopio.
  • Histerectomía radical: cirugía para extirpar el útero, el cuello del útero y parte de la vagina. También se pueden extirpar los ovarios, las trompas de Falopio y los ganglios linfáticos cercanos.

Aún cuando el médico extirpe todo el cáncer visible en el momento de la cirugía, algunas pacientes pueden recibir radioterapia o tratamiento con hormonas después de la cirugía para eliminar cualquier célula cancerosa que pueda haber quedado. El tratamiento administrado después de la cirugía para disminuir el riesgo de que el cáncer vuelva se llama terapia adyuvante.

Radioterapia
La radioterapia es un tratamiento para el cáncer que utiliza rayos X de alta energía u otros tipos de radiación para destruir células cancerosas o impedir que crezcan. Hay dos tipos de radioterapia. La radioterapia externa utiliza una máquina fuera del cuerpo que envía la radiación hacia el cáncer. La radioterapia interna utiliza una sustancia radiactiva sellada en agujas, semillas, cables o catéteres, que se colocan directamente en el cáncer o cerca del mismo. La forma de administración de la radioterapia depende del tipo y el estadio del cáncer que está siendo tratado.
Terapia con hormonas

La terapia con hormonas es un tratamiento del cáncer que elimina o bloquea la acción de las hormonas e interrumpe el crecimiento de las células cancerosas. Las hormonas son sustancias elaboradas por las glándulas del cuerpo y circulan por el torrente sanguíneo. Algunas hormonas pueden causar el crecimiento de ciertos cánceres. Si las pruebas revelan que las células cancerosas ofrecen sitios donde las hormonas se pueden adherir (receptores) se utilizan medicamentos, cirugía o radioterapia para reducir la producción de hormonas o impedir que funcionen.

Quimioterapia

La quimioterapia es un tratamiento para el cáncer que utiliza medicamentos para interrumpir el crecimiento de células cancerosas, ya sea mediante su destrucción o impidiendo su multiplicación. Cuando la quimioterapia se toma por boca o se inyecta en una vena o músculo, los medicamentos ingresan al torrente sanguíneo y pueden llegar a las células cancerosas de todo el cuerpo (quimioterapia sistémica). Cuando la quimioterapia se coloca directamente en el líquido cefalorraquídeo, un órgano o una cavidad corporal como el abdomen, los medicamentos afectan principalmente a células cancerosas de esas áreas (quimioterapia regional). La forma de administración de la quimioterapia depende del tipo y el estadio del cáncer que se está tratando.

Las técnicas quirúrgicas, para este diagnostico, son importantes y fundamentales para el pronóstico, contamos con la capacidad para ayudarle y tratar correctamente este tipo de cáncer.